Si estás pensando en disfrutar de unas vacaciones de ensueño, no puedes dejar de visitar Ibiza. Nuestra isla preferida del Mediterráneo es perfecta para cualquier persona. No necesitas ser un joven con ganas de fiesta para pasar un tiempo espectacular en esta isla.

En castellano antiguo Ibiza significa “divertirse hasta caer rendido”, sin duda una acepción más que correcta para la vida actual de Ibiza. No sólo presume de ser un complejo de vida nocturna, sino que cuenta con 160 Km de playas y calas paradisiacas.  Y además, también puede ser un viaje cultural si nos adentramos en el casco antiguo de Ibiza, que está protegido por la UNESCO como patrimonio cultural.

Podemos dividir Ibiza en dos grandes partes, la zona del puerto de Ibiza y la zona de San Antonio. El puerto de Ibiza con su fortaleza y su casco antiguo nos transporta a la época de piratas, y te hace sentir un auténtico corsario. Por otro lado la zona de San Antonio, está repleta de pequeñas calas preciosas que te hacen sentir en el Paraíso. Recomiendo encarecidamente visitar Cala Conta, que en mi opinión, es la más maravillosa de todas las Calas de Ibiza.

Ibiza es uno de esos lugares que te impresiona cada vez que lo visitas descubriendo nuevos lugares en cada viaje. Si te gustan las actividades deportivas, Ibiza cuenta con mucha oferta de ellas. Puedes disfrutar de parapentes y flyboards en sus costas, o la versión más tradicional de submarinismo en sus aguas cristalinas.

Existen montones de bares “lounge” donde disfrutar de una buena copa con los amigos disfrutando de las vistas al mar. Los hay de todo tipo, modernos, con decoraciones budistas e hindúes… Perfectos para pasar un atardecer tranquilo después de un largo día tomando el sol en la playa. Y una recomendación personal, es el Kumharas en San Antonio viendo la puesta de sol, es un paraje idílico

Y sin duda, la oferta estrella para los jóvenes que visitan esta isla, son las discotecas. Aunque no te guste la música techno merece la pena visitar al menos una. El ambiente que se respira, la puesta en escena, las luces, todo en general; es una experiencia que sólo se puede vivir en Ibiza.

No solo están las grandes discotecas como forma de diversión, también existen pequeños locales con todo tipo de música. Las calles están llenas de relaciones públicos que te intentarán llevar a su bar, lo mejor es entrar, dar una vuelta y elegir el que más te guste sin compromiso.

En definitiva, Ibiza tiene una oferta turística para todos los públicos y todos los gustos. Con una temperatura perfecta para disfrutar del turismo y la playa, las actividades que ofrecen son ilimitadas, desde largos paseos en sus costas de agua cristalina hasta las noches en discotecas con los DJs más conocidos del panorama musical actual.