Lo primero y más importante, el destino. Existen lugares maravillosos que visitar, pero si queremos disfrutar de unas buenas vacaciones de sol y playa, la mejor opción que encontramos en nuestro mercado nacional es Ibiza.

Con más de 160 Km de costa, esta isla mediterránea ofrece un sinfín de playas y calas casi vírgenes que no tienen nada que envidiar al Caribe.

La temperatura de la isla desde Mayo hasta finales de Octubre, hace que sea un lugar perfecto en el que asegurarse el sol y el buen tiempo.

Si viajas a Ibiza, te encontrarás con el problema de los líquidos en el avión si tan sólo llevas equipaje de mano. Es importante hacerse con una buena crema solar nada más aterrizar, ya que no queremos pasarnos nuestro viaje como un tomate e intentando que nada nos roce. Si no eres muy dado al sol, también sería bueno hacerse con una sombrilla, que podrás comprar por poco dinero en los muchos chiringuitos que te encontrarás a lo largo de la costa.

Si por el contrario te da un poco de pereza comprarte una sombrilla que luego no te vas a poder llevar a casa, existen muchas calas de Ibiza que cuentan con hamacas y sombrillas disponibles que puedes alquilar por horas o para todo el día.

Es importante protegerse la cabeza cuando tomamos el sol, ya que los rayos del sol directos en la cabeza pueden provocar insolaciones, y a ninguno le apetece ponerse enfermo y no poder disfrutar de la Ibiza nocturna que tanto nos gusta.

Esos son los básicos que todos debemos tener en cuenta al pensar en unas vacaciones en la costa. Además de los consejos básicos, queremos ofreceros otro par de truquillos para hacer vuestra experiencia inolvidable en la isla.

Cuando busquéis alojamiento, aseguraros de elegir un lugar bien comunicado. Si bien la isla es pequeña, y sus taxis no son excesivamente caros, si necesitamos coger uno todos los días nuestras vacaciones pueden llegar a salirse del presupuesto previsto.

Es importante que defináis que queréis hacer en vuestro viaje, si sólo queréis disfrutar de las playas o si también os interesa aprovechar la vida nocturna que ofrece la isla. Si queréis salir por las noches y recorrer la mayoría de las discotecas de la isla, os recomendamos que elijáis un alojamiento cercano a Ibiza capital. Si por el contrario preferís más la playa y un plan más tranquilo, nuestra recomendación es que elijáis un alojamiento cercano a San Antonio.

Existen miles de calas preciosas repartidas por toda la geografía, pero aseguraros bien de localizar aquellas que cuenten con un chiringuito si no queréis ir cargando con la comida y la bebida. No te despistes en la playa, ten cuidado con tus pertenencias y respeta siempre las zonas delimitadas para el baño. Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con el personal de salvamento que encontrarás en la mayoría de sus playas.